Como olvidar tu serenidad límpida,

Como olvidar tu ternura casi doliente.

Tus pasos quedos, a veces vacilantes.

Tu mirada tierna casi pidiendo perdón.

Tu entrega sin límites a veces excesiva,

Tu amor sin juzgamientos, total y sano.

La dulzura emanando de tus rudas manos

Cansadas de forjar siempre la justicia.

¡Que regalo fue tu vida amado padre!

Corazón como el tuyo no hay otro igual

En apurado paso nos dejaste desolados…

Sin la miel tierna de tu suave presencia.

Mis 15 años, mi primer reloj pulsera…

Entonces embelesada paseaba de tu brazo

Contemplando la ciudad casi amenazante

En inefable sensación…


Pesan las nostalgias, se duerme la alegría, la ilusión agoniza. Tan aletargada el alma y tan silenciosa escucha, recuerda…

Los pasos lejanos regresando de una larga travesía, buscando no sé que.

El corazón palpitante gravita ahora sin rumbo exacto, agotado casi…El cuenco de los ojos vacío está de lágrimas, se secaron hace muchas lunas. Derramaron tanto, pero tanto…. desconsoladas y huyentes.

¿Uno, dos, cinco? Acaso años, fueron acaso eternidad doliente sin mesura.

¿Cuándo fue que la mirada se entretuvo sin ver tanta vida, tanta esperanza, cuando? Se fueron, y solo quedaron en la memoria sueños, ternuras, alegrías……

¿Qué se hace…


ANDA YA, SIGUE

Cuando la nostalgia te invada sin aviso, ….acechante, y la tristeza apriete fuerte en tu pecho, anhelante.

Cuando las ganas de andar se desvanezcan y te paralicen, acaso la tentación de dejarse caer es inevitable, acaso sí. Y si la llama de la pasión por esos sueños se quiera apagar, recuerda mi bien, ahora es el momento.

Hoy, recuerda y siente. Recuerda ese camino que has forjado, ese andar ilusionado…

Recuerda la alegría de vivir que impulsó tu norte, a su destino, y cuando el dolor inevitable de las ausencias oprima tu pecho y tu corazón te…


Esos ojos negros cual lagos profundos, insondables; tantas veces en ellos mi alma quizo navegar sin rumbo. Tu mirada tierna, frágil, indagando en el mundo. Sin tiempo, sin apuros. Mágica, frágil, interrogante, esperando.

Dicen que las personas hermosas son aquellas que luchando por sus sueños, sufrieron lo indecible, que se quebraron en mil pedazos…, que en las pérdidas ganaron, cosechando luego tanto…Tú, eres así. Hermosa, compasiva y vulnerable.

Tanta energía, tanta valentía, tanta fortaleza insospechada. Me sorprendes. Heredaste y atesoraste el encargo de ser Madre. Te atreviste y amaste desde tu juventud, tus miedos y esperanza, a aquel pequeño ser…


REMEMBRANZAS

Cuando quiera descansar y soñar confiada, iré hacia la pradera, hacia la orilla del río y luego bajo la copa de un árbol acogedor, me recostaré y buscaré tus brazos. Me arrullarás en tu regazo, me susurrarás tantas cosas. Reiremos de tantas aventuras, de tanto camino recorrido de a dos, a veces con obstáculos no esperados, otras con gran ilusión.

Y cuando esté casi dormida entonces tus brazos serán todos los brazos del universo, me protegerán, vigilarán mi sueño y podré reposar ligera, sonriente, sin miedos. …


En silencio abrazarte quiero, y en calma atesorar tu ser. Escuchar tus latidos bullentes, por lapsos apremiantes. Apenas encubierto por la sombra, allí estas en vuelo suspendido. Si encadenar pudiera esos lazos latentes, orillar tus fronteras, contenerte.

Es el olvido, es la pérdida amenazante, el desaparecer de la memoria. Olvido…como hieres, como desmantelas. Es la no vida, la ausencia, el vacío. El recordar cada hora, cada sonrisa, cada lágrima, cada asombro…. Ese espacio único, ese vivir intenso, ya no está.

No hay tiempo, no hay futuro, ya no. Y estas palabras fluyen, se deslizan, sin razón, a la deriva. Sin…


Hoy llegaste, hoy te tengo…Tú, alegría, plenitud vasta. Ayer, tristeza mía, tu volaste …hacia espacios ausentes, lejanos. Volverás, claro que sí.

¡Pero Hoy celebro! Te abrazo todavía tristeza mía, aún estás aquí. Ayer ví que te cobijabas asustada, desvalida. Hoy, no obstante, sigues siendo mía. Permíteme que al fin te comparta…Ambas, Tú mi tristeza contenida, y Tú mi alegría, viajera incansable, viven en mí, las abrazo. Son cual amalgama destinadas a estar juntas y alternadas.

Hoy, Tú mi alegría, irrumpes sin tiempo,sin edad, sin límites, libre de posarte.. Mis hombros te sostienen, asombrados. …


SAGRADO COLIBRI

Pequeño pajarillo, parecías de cristal multicolor. Te recuerdo cuando niña llegar a mi jardín y en mágico vuelo suspendido, observarme. Avecilla que rauda recorre el mundo derramando a su paso alegría y tantos colores indescifrables.

Cuando estas avecillas se cruzan en nuestro camino,llegan para recordarnos que deberíamos adaptarnos a las circunstancias con facilidad y ligereza. Mientras no nos resistamos, siempre es posible avanzar… Se trata de apreciar siempre la belleza que nos rodea en nuestro día a día. Porque siempre encontraremos luz y esperanza, escondidas en las mas pequeñas vivencias, aún en los eventos de desgracia y abandono.

A pesar…


Hola…Hace ya tantas lunas que no te permito acompañarme como antes. Es ya tiempo que regreses y sin pedir permiso irrumpas sin límites, y cual esperada energía sanadora, invadas mi estar tantas veces vulnerable, otras veces frágil, necesitado de tu norte.

Cabellos al viento, largos y negros cual noche empezada. Apenas creciendo, manos tiernas buscando mariposas, persiguiendo su vuelo multicolor. Vamos mi niña, corre acompañando al viento, ve por la pradera colorida respirando alegría sin par. Ya logro verte, cada vez mas acerca, viniendo a mi lado, halando de mí.

Te detienes y observas el lago, en él la vida…


Dos remembranzas, se amalgaman en mi presente. Para las madres, sus hijos siempre serán sus “ pequeñines” .

Si pudiera….

Allí cuando apenas eras vida naciente, velloncito de amor. Entonces era yo cual náufrago en busca de aire y libertad. La vida me llevó cual vorágine imparable, entonces, solo corriendo y sin parar.

Entonces densos nubarrones invadían mi entrega, mi esencia. Años de vida, años tuyos, ilusiones y risas exquisitas, casi dolían. Imparable e implacable, realidad marcada, casi extenuante. Allí estaba y me iba, estaba sin estar, tus bracitos cual sagrado dogal a mi pecho se aferraban. …

Haciadentro

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store