Image for post
Image for post

De pie, a espaldas de la pequeña niña, la madre acaricia,
En movimiento casi mágico, pareciera un ritual, acaricia…
El cabello fino, delicado, derramando su belleza en la espalda.
Entonces, cual palomas ágiles esas manos maternales trenzan,
Trenzan sueños, historias, alegrías y ternura sin parar.

En cada movimiento esas manos regalan vida, misterio, magia.
El callado deseo y la esperanza plena en el despertar de la niña,
Trenzan sendas coloridas de hermosas flores cantando en libertad,
Manos que labraron vida, historias de siempre, de dulzura y de temores,
Se deslizan raudas tejiendo ese cabello fino y transparente, danzan casi.

Ahora giran, envuelven y aseguran las trenzas infantiles bañadas de candor.
La niña viaja entonces hacia parajes lejanos, hacia fantasías y alegrías plenas.
¿Qué sabe ella del mundo y sus avatares? Solo canturrea y sueña.
Aún no, no es tiempo, las ágiles y gastadas manos la guían, la atesoran.
Le transmiten su amor sin límites, su fuerza invisible, su necesaria alerta.


SUSURROS

En tu pequeño corazón, allí siempre,
Susurrar quiero mi amor sin límites,
Susurrar cual brisa suave mis recuerdos.
Tan pequeña, tierna y frágil entonces.

Henchida de amor por tí, esperanza nueva
Caminé a tu costado, cuidé la senda recorrida
Atesoré el regalo de tu vida, de tu ser increíble
¿Fueron años? ¿Acaso solo días? Una ráfaga.

El viento de la vida te llevó lejos, cual hoja
En intento vano te sostuve en mi árbol…
Craso error…es tiempo de emprender tu vuelo
En busca de tus sueños, tu propio camino.

Te fuiste, volaste, dejaste mi corazón susurrante…
Puedes viajar por la vida sin duda, puedes no estar.
Lo que no viajará jamás, lo que se quedará conmigo,
Es este amor vivo sin tiempos, alimento eterno de mi alma.


Hoy, son ya 30 noviembres de tenerte, de celebrarte día a día, de atesorar tu presencia.

Hoy honro el privilegio de ser tu madre, de estar allí en algún lugar de tu corazón, cual pequeña luz eterna, atenta, vigilante. ¿Sabes que este encargo de ser madre es harto complicado? Sí, por cierto que es absorvente y semeja una vorágine desafiante, un camino de risas, temores, alerta constante, vivencias en tropel, sin un norte pre determinado. Es solo puro instinto.

Empezando por un ser tú, tan pequeñito, indefenso, aferrado a mi regazo siempre. …


Sí, ese camino atravesando un túnel oscuro, estrecho, desconocido. Ese del que tanto se habla, que causa a veces incredulidad, otras, burla. Ese que cuento desde mi experiencia personal, esa senda que transité hace ya 30 años, pareciera ser solo ayer.

Durante una intervención quirúrgica de emergencia, impostergable para estar a salvo, entre la semi-inconsciencia y la total oscuridad, escuchaba las voces lejanas de los médicos, sentía sus manos horadando mi cuerpo en la necesaria extracción y curación. Sonidos de frecuencia de instrumentos de control, subiendo en volumen, golpeando mis sienes, mi razón. De pronto aquello que no eran sino colores en rojo, luces circundantes rodeando esa escena de frenética actividad médica, manos apresuradas en la labor salvadora, mascarillas ocultando rostros de expresión desconocida, todo se apagó. La oscuridad invadió mi cerebro, mis sentidos, todo mi ser. Entonces, todo se detuvo en un silencio absoluto inconfundible…. …


Image for post
Image for post

Me remonto a aquellos años de sueños, de caminar casi suspendida, a aquellos años de inicios de una juventud casi poética, teñida de una realidad que esperaba mi entrada al mundo formal, al mundo de todos.

Entonces vendrían etapas inesperadas en mi vida, desde la niñez nostálgica, la adolescencia temerosa, la juventud a veces iracunda otras en laxitud, luego la maternidad, la vida intensa de esa época, y las exigencias de encontrar un lugar en el mundo.

La mitología griega nos relata como Perséfone, la doncella que hasta entonces vivía en un mundo acogedor, de vastas llanuras y aromas campestres, en idílica comunión con la belleza y la inocencia, una día es arrastrada por Hades, el señor del Inframundo, de las sombras y de lo inesperado, quien representa lo impensado, lo que nos sacude, nos aturde y nos muestra frágiles y desamparados. …


Hacia el núcleo, hacia la esencia…hacia mi llamado.
Hacia allí camino, mis pies forjados en dulce esperanza.
Cual garras indomables se aferran a la tierra,
Mis manos anidando energía, calientes, hierven casi.

El pecho en apertura inaudita, doliente y vital…
La palabra ya no es muda, hoy demanda y aparece…. al fin.
Hoy recuerdo…sí. Al fin recuerdo, de a poquitos, lento…
Vastas llanuras, quebradas insondables, bosques de vida.
Túnicas, rituales, me elevo hacia lo inesperado…respiro.

Soy yo, en luminosidad cegadora, sanadora…limpiando.
Buscando, buscando, y esperando…. Sin tiempos, en silencio.
Empiezo el nuevo camino, corazón henchido…casi explotas. …


Image for post
Image for post

Hoy, sí, hoy se desbordan
Cual iracunda explosión imparable
Torrente de sangre, de vida líquida
Torrente de emociones, deslizantes.
Premura de vida, de tiempos, de plazos.
Horadando las entrañas escondidas,
Hurgando cual hambriento en la nada
Buscando aquello nuevo y naciente.

Cual tesoro oculto, sin tiempo, sin piedad
en punzada al pecho, sangro arrobada
Apenas albergar puedo esto que oprime
Es estar allí, completa, sintiendo.
Allí permanece esperando……
Corro en ansia casi febril hacia su llamado
Su mano abierta expectante, casi adolorida
Última oportunidad, allí me zambullo al fin.

Nov. 2018

About

Haciadentro

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store