SUSURRAR QUIERO

Hoy quiero susurrar quedito en tu oido la alegría plena de tenerte, regalo insuperable de esta vida terrenal.

Susurrar quedito cuanto hiciste que creciera mi ser, cuanta magia tienes, esa ternura que se derrama como luz eterna. Fueron casi diez años de mirarte, quererte, llenar mi corazon de paz y de tí. Eres un milagro que tocó nuestras vidas, que transformó nuestros modos.

Eres tú, pequeña amada un ser casi mágico e inesperado, que llegó para enseñarnos a amar sin preguntas, a dar sin cuestionar, a inundar de alegrías y sonrisas cual cascabeles sin fin, nuestras vidas. Para mi ser Madre, fuiste y serás el regalo mas preciado de esta vida, esa chance de reparar, de curar heridas acaso aún abiertas. En tí se amalgamó mi amor en doble medida, amé a tu madre y con ese ímpetu, ese amor renovado y fortalecido se transfirió hacia tí con creces. Me reivindicaste como madre pequeña mía, como no agraceder tanto.

Hoy también quiero susurrarte quedito, cuanto te echo de menos, cuanto de mis ilusiones se fueron contigo, te fuiste cual gaviota en obligado vuelo hacia nuevos destinos. Entonces cierro mis ojos y allí estas, siempre. Imagen imborrable que cual norte inequívoco me conduce y me sostiene.

Serás siempre mi pequeñita, serás eses capullo mágico que al abrirse fue derramando compasión, ternura, amor a borbotones. Sanando tristezas, contagiando energía plena, regalando creación.

La vida te espera, no dudes en danzar con ella, no dudes en alcanzar tus mas recónditos sueños.

Susurrarte quiero, tan quedito que tu alma escuche, cuanto agradezco tu ser, cuanto mi amor te acompañará siempre en este plano terrenal y en los que me toque estar. Susurrarte tanto……

Enero 2021

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.