Pesan las nostalgias, se duerme la alegría, la ilusión agoniza. Tan aletargada el alma y tan silenciosa escucha, recuerda…

Los pasos lejanos regresando de una larga travesía, buscando no sé que.

El corazón palpitante gravita ahora sin rumbo exacto, agotado casi…El cuenco de los ojos vacío está de lágrimas, se secaron hace muchas lunas. Derramaron tanto, pero tanto…. desconsoladas y huyentes.

¿Uno, dos, cinco? Acaso años, fueron acaso eternidad doliente sin mesura.

¿Cuándo fue que la mirada se entretuvo sin ver tanta vida, tanta esperanza, cuando? Se fueron, y solo quedaron en la memoria sueños, ternuras, alegrías……

¿Qué se hace entonces? ¿Cómo continuar el camino ahora casi sin norte?¿Será seguir existiendo, confundirse en el camino, abrazar la rutina…?

¿Y que si en el intento solo ves las ráfagas implacables del tiempo? En cada mariposa y en cada avecilla multicolor los presientes, alejándose.

La mirada trata de alcanzarlos en su raudo paso, van tan rápido. Los latidos certeros del corazón anuncian que tu tiempo ha terminado.

Entonces, sí, entonces…en mullido pasto te recuestas, sueñas y vives…Pausas, respiras, te incorporas y solo continúas viviendo. Ellos ya no están.

Junio 2021

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.