Mi obligado viaje a la oscuridad

Image for post
Image for post
Photo by Alex Rose on Unsplash

Me remonto a aquellos años de sueños, de caminar casi suspendida, a aquellos años de inicios de una juventud casi poética, teñida de una realidad que esperaba mi entrada al mundo formal, al mundo de todos.

Entonces vendrían etapas inesperadas en mi vida, desde la niñez nostálgica, la adolescencia temerosa, la juventud a veces iracunda otras en laxitud, luego la maternidad, la vida intensa de esa época, y las exigencias de encontrar un lugar en el mundo.

La mitología griega nos relata como Perséfone, la doncella que hasta entonces vivía en un mundo acogedor, de vastas llanuras y aromas campestres, en idílica comunión con la belleza y la inocencia, una día es arrastrada por Hades, el señor del Inframundo, de las sombras y de lo inesperado, quien representa lo impensado, lo que nos sacude, nos aturde y nos muestra frágiles y desamparados.

Cuando la vida me señaló a ser protagonista de eventos de casi muerte, de casi ser arrastrada hacia la nada…hacia la no presencia, hacia lo inesperado, entonces emprendería sin pausas, el viaje impostergable.

La inevitable inmersión en el inframundo, en mi propia oscuridad, en la que viví sin prisas , en negras batallas y en inevitables triunfos y derrotas…sin tiempo, sin pausas, en travesía necesaria hacia mis propias sombras, hacia mi esencia, esperando el regreso. Despojada sería luego de ropajes y cubiertas, cual piel de serpiente que cae…inservible, mutable.

Viaje inevitable para todos aquellos que de pronto se detienen y cual observador de sí mismos, se despojan de la venda que los cubría desde tanto antes…desde siempre. Entonces la mirada se ilumina, y aparecen no una sino mas miradas que hacen ver la vida desde muchos ángulos, no pensados.

El renacer necesario, el regreso, en otra piel acaso nueva y extraña, en un lugar expectante desde el cual la mirada se tornaba diferente, en extasiada observación de todo aquello que me contenía y me llamaba.

Ese renacer, en otra y muchas nuevas pieles más, fue constante compañía en la senda transitada por mi vida.

Si bien, la soledad y tristeza rondan a menudo mi entorno emocional, poco me sirve batallar contra ellas, mas bien las abrazo, agradezco su presencia y su influencia casi poética en mi vida. Aceptarlas no me determina, hace que mi ser sea tambien falible, humano y a veces impredecible.

Plasmé desde aquella época reflexiones que compartiré en este espacio. Hermosos, dolorosos, rientes años de mi vida, plasmados en poemas, pensamientos, acaso solo interrogantes de aquello que estaba todavía reservado para mí.

Written by

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store