Hoy llegaste, hoy te tengo…Tú, alegría, plenitud vasta. Ayer, tristeza mía, tu volaste …hacia espacios ausentes, lejanos. Volverás, claro que sí.

¡Pero Hoy celebro! Te abrazo todavía tristeza mía, aún estás aquí. Ayer ví que te cobijabas asustada, desvalida. Hoy, no obstante, sigues siendo mía. Permíteme que al fin te comparta…Ambas, Tú mi tristeza contenida, y Tú mi alegría, viajera incansable, viven en mí, las abrazo. Son cual amalgama destinadas a estar juntas y alternadas.

Hoy, Tú mi alegría, irrumpes sin tiempo,sin edad, sin límites, libre de posarte.. Mis hombros te sostienen, asombrados. Permaneces hoy tan querida, tan acogedora, protegiendo mis inseguridades, en alerta.

Hoy, déjame abrazarte alegría mía, nuevo tesoro. Hoy solo reír, bailar y cantar anhelo, embelesada. Hoy hartarme quiero de tu embiste, imparable. En libre albedrío corramos juntas, acompañadas del viento y el eco sonoro de la naturaleza, de la vida misma. Sin apuros, vamos juntas Hoy.

En abrazo impostergable huyamos muy lejos, hacia lejanos horizontes, hacia el comienzo. Hacia el gozo tan esperado, que duerme en letargo.

Hacia el infinito, sin rumbo, vamos Alegría… LLévame en esperado vuelo. Descendamos juntas por el Arbol de la Vida, atravecemos sus raíces, hacia el orígen, hacia lo más profundo, hacia el Jardín Sagrado, hacia la magia de lo no explicable, de lo misterioso, hacia algo mas Grande, que nos supera.

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.