Dos remembranzas, se amalgaman en mi presente. Para las madres, sus hijos siempre serán sus “ pequeñines” .

Si pudiera….

Allí cuando apenas eras vida naciente, velloncito de amor. Entonces era yo cual náufrago en busca de aire y libertad. La vida me llevó cual vorágine imparable, entonces, solo corriendo y sin parar.

Tú, ahora

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.

antes cual Perséfone, en su mundo inocente y seguro. Despues arrastrada al inframundo por Hades, hacia adentro, hacia las entrañas, hacia el miedo acechante.